- - | Por: | Programa: Sonidototal (08:00 - 10:00 hrs.) | Más tarde: Stand by (10:00 - 12:00 hrs.)

Corona Capital: 2011, el año de las protestas
Martes, 08 de Noviembre de 2016 1580 Rock 101 0

Corona Capital: 2011, el año de las protestas

 

Por: Alex Salas / @WinyCuper 


2011 en cambio, ya no lució tan festivo. México entró en fase pre electoral y con ello un sinnúmero de movilizaciones sociales se comenzaron a gestar. 2011 vio llegar al poder Dilma Rouseff en Brasil, aunque en el 2016 la vimos caer. Egipto vive lo que parece ser una primavera democrática y Japón es embestido por un sismo de 9.0 grados Richter, uno de los sismos más fuertes registrados en la historia del mundo. A su vez, este sismo provoca un tsunami que ocasiona miles de destrozos por todo el territorio asiático.

 

En Chile se lleva a cabo por primera vez el festival Lollapalooza y Camila Vallejo, una bella y joven estudiante lidera las movilizaciones en busca de la educación pública. Fidel Castro renuncia oficialmente al mandato de su país, por motivos de salud dejando a su hermano, Raúl Castro al frente del poder en Cuba. En el mundo, España entra en crisis económica misma que en Grecia se agrava. Persisten los atentados terroristas mientras que en algunos países de oriente medio las movilizaciones armamentistas no cesan.

 

Matan al cantante argentino Facundo Cabral y Steve Jobs, el fundador de Apple, muere a causa de cáncer. Leonard Cohen es galardonado con el premio Príncipe de Asturias a las letras por su obra poética. El 2011 vio nacer la serie 'Game of Thrones', basada en los libros de George Martin que cosecha año con año cada vez más hordas de fanáticos.

 

 

La segunda edición del festival Corona Capital tuvo lugar el 15 de octubre del 2011, aún en su formato de un día, también en la curva 4 del Autódromo Hermanos Rodríguez. Los headliners fueron Portishead, The Strokes, Moby, The Rapture y The Editors. No perdió nada de esencia, al contrario, al parecer cada vez más gente se contagió de la euforia del festival y la única gran diferencia fue el número de gente que arribó al lugar.

 

Aún había un equilibrio entre bandas nacionales e internacionales, de esta forma fue que Disco Ruido, Austin TV, Quiero Club, Ximena Sariñana, Toy Selecta, Torreblanca, Bengala, Le Baron, Ruido Rosa, Madame Recaimer, Yellow Yesterday, Little Ethiopia, Black Fo y El Cuarto fueron las bandas y artistas mexicanos encargados de abrir los ahora cuatro escenarios. Creo que fue justo en esta edición que al festival se le ajusto, por voto mayoritario, el mote de “Corona Caminar” debido a los largos recorridos que hay que hacer no solo para trasladarse de escenario en escenario, sino para ir al baño, a comprar comida y prácticamente para cualquier cosa.

 

Pero ni los largos trayectos, ni la falta de señal han sido nunca un obstáculo para los amantes del fenómeno masivo. Ya es parte de un ritual incluir unas buenas botas que resistan al lodo y al agua, un impermeable y un buen suéter. Papel higiénico y alcohol en gel son parte del kit de supervivencia para un evento de esta especie.

 

Como mencioné en párrafos anteriores, el 2011 estuvo marcado por la gestación de diversos movimientos que buscaban alzar la voz en contra e la violencia que en esos años comenzaba a consolidarse como uso y costumbre en nuestro país. Este año también estuvo marcado por el asesinato del hijo del poeta mexicano Javier Sicilia, quien fue uno de los pioneros en encabezar una de las movilizaciones más simbólicas en contra de la violencia en México. Así inició la gira de su Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad en la que se entrevistaba con familias víctimas de pérdidas que, así como él, seguían esperando que la justicia mexicana resolviera los casos de asesinatos y desapariciones. Y bueno, aunque no se ha logrado mucho al respecto, lo que si hubo durante ese año y los que siguieron fueron réplicas de esta y otras protestas.

 

Ahí mismo, en el festival algunos de los asistentes lucieron playeras con consignas y pancartas que denunciaban estos y otros acontecimientos aunque, en general pasaron de largo.

 

Vimos por primera vez a Mogwai quienes abrieron con 'How to be a Werewolf'. Nunca olvidaré esa tarde de sol brillante. Y es que las tardes de octubre, ya saben como son. Pasamos unos minutos por donde estaba Moby a quien amamos, pero sabríamos que nos perdonaría tener que movernos a donde The Rapture porque queríamos bailar 'House of Jelous Lovers'. Entonces aquello se volvió la fiesta más grande en la que haya estado.

 

La noche había cubierto por completo las paredes del cielo, haciendo de aquel el escenario perfecto para escuchar la inquietante voz de Beth Gibbons en Portishead, seductora y malévola como un ángel malvado que susurró en nuestros oídos 'Glory Box', 'Silence', 'Machine Gun', entre otras delicias perturbadoras.

 

Finalmente llegaría el momento de The Strokes. Nuestra mente ametrallada se pudo despabilar un poco a ritmo de 'New York City Cops' y 'Heart in Cage' que sonaron más poderosas que nunca, quizá por la noche, quizá por la euforia, quizá por nosotros. No sé, creo que hay bandas hechas para tocar en festivales y The Strokes definitivamente es una de ellas, además de ser una excelente elección para cerrar la noche, esa noche que si pudiera sintetizar en una palabra, sería luminosa, como las noches de octubre.

Comentarios

Notas relacionadas

Síguenos