- - | Por: | Programa: LGS (18:00 - 20:00 hrs.) | Más tarde: Stock UnoCeroUno (20:00 - 22:00 hrs.)

No hay discos en la isla desierta
Miércoles, 31 de Diciembre de 1969 3740 Rock 101 0

No hay discos en la isla desierta

 

Por B7XO (@Btxo)

 

Me chocan las reuniones de generación. Si quiero ser testigo de la manera como un ser humano comienza a descomponerse me basta con ver un video de Iggy Pop o el documental de Keith Richards. La única razón por la que acudimos a esas fiestas es para sentirnos menos mal, es como ver la sección de nota roja y darte cuenta que hay gente que está peor que tú. Y, en mi caso, voy para ver si el amor de mi vida no correspondido mantiene ciertos rasgos de dignidad. Casi nunca sucede.

 

Recientemente, en una de esas reuniones imposibles a la que fui arrastrado por la fuerza, ante el silencio incómodo y para romper el hielo, y antes de que sugirieran jugar botella o semana inglesa o algo peor como caricaturas, lancé una pregunta que nadie esperaba: ¿Quién de aquí es verdaderamente feliz? ¬¬

 

Resultó peor. No hay nada más vergonzoso que ver a un montón de gente que no es feliz tratando de encontrar argumentos para convencerse, y convencer a los demás, de lo contrario. Mejor fui a la sala a poner música y los dejé con esos esfuerzos filosóficos dignos del cacumen de un conductor de televisión matutina. Luego empezaron a discutir y por poco llegan a las manos.

 

Durante mis primeros 30 años de vida me preguntaron decenas de veces qué discos me llevaría a una isla desierta; jamás respondí la pregunta. Me parecía un cuestionamiento ocioso y sin respuesta obvia como aquél de la felicidad. Creo que alguna vez dije que ninguno.

 

¿Por qué? ¡Porque en una isla desierta no hay electricidad ni tocadiscos, o cargo los discos o la maldita tornamesa! ¬¬

 

Por fortuna, los tiempos han cambiado y, ante esta posibilidad, hice una lista no de discos sino de canciones adecuadas para una larga estancia en una isla desierta. Después de semejante epifanía, con la lista terminada, llamé por teléfono a la ociosa de siempre que hacía la pregunta de siempre: ¡Eureka! ¡La tengo! ¿El qué? ¡La lista de canciones para una isla desierta! Eran discos, pero, encima, ¿me llamas a las 3 de la mañana 30 años después para decírmelo? Mi marido va a matarte. Me tomé mi tiempo. U.u ¿Cuántas son? A ver… 5, 4, 3, 2, llevamos 1… ¡cuatro mil 67! :)

 

¡Un momento! ¿No decías que era algo ocioso? ¿Cómo demonios vas a hacer para escuchar cuatro mil 67 canciones? Me llevo el iPod. ¿Y la electricidad? Llevo pila portátil. ¿Y el enchufe? La pila es solar.

 

Bien pensado. Oye, pero, ¿por qué canciones y no discos? Porque en una isla desierta te encontrarás con un alud de emociones distintas y cada canción es una emoción. ¿No que no había que sacar las canciones de contexto? Lo escribiste en Rock 101, ¡yo lo leí y te hice caso! Sí, pero ya es tarde para regresar el tiempo y, eso sí, aún no inventan un Delorean para tal efecto, tampoco exageres. ¿Y cuando te aburras? Ah pues mando un whats con mi ubicación para que pasen por mí. :)

 

Tienes razón, ganaste. ¿Puedo ir a dormir? Sí, saludos a tu marid… clic.

 

Al final pensé que mis mejores amigos, a los que sí quiero ver después de años son los más cínicos, a los que la vida y la felicidad les quedan chicas, y a ésos me los llevo, sin duda, a una isla desierta. Seguro llevan iPod.

¿Que qué canción estoy escuchando? Motorcycle Emptiness de Manic Street Preachers.  

Comentarios

Notas relacionadas

Síguenos