- - | Por: | Programa: Rockósfera 101 (14:00 - 16:00 hrs.) | Más tarde: Sonic Arsenal (16:00 - 18:00 hrs.)

A propósito de la FILIJ: Reflexiones sobre la literatura infantil y juvenil
Miércoles, 31 de Diciembre de 1969 536 Rock 101 0

A propósito de la FILIJ: Reflexiones sobre la literatura infantil y juvenil


Por: Karina Castro


En este siglo hemos visto un boom en la producción de literatura infantil y juvenil; sin embargo, aún suscita polémicas. Para algunos teóricos es un género valioso; otros la menosprecian tachándola de literatura menor. Quizá la clave está en diferenciar un libro de otro: las empresas editoriales consideran algunos libros como meros productos y se preocupan más por las ilustraciones, el material y el formato para hacerlos atractivos a la venta, que por su contenido y estética como obras literarias. 


En contraste, hay autores que cuidan su obra pensando en ella como un libro para ser leído por niños; procuran que ni la estructura ni el lenguaje sean complejos, y se aseguran de que el tema esté entre lo considerado apto para niños. Por último, otros autores no están de acuerdo en censurar esos temas tabú, sino que buscan abordarlos porque encuentran a los niños capaces de razonar y llegar a conclusiones propias.


Independientemente del tema, la estructura es otra característica que comparte la mayoría de las obras dirigidas a lectores jóvenes. Por lo general, presentan a un protagonista con el que se pueda identificar el lector para que a través de esa empatía se despierte el interés por la lectura desde edades tempranas. En todo tipo de temas y tramas, es básico que se dé una búsqueda y posterior encuentro de algo que cambia al personaje, que lo hace dejar de ser el mismo: crecer. Tampoco suele faltar una lucha moral a la que el lector es enfrentado. Si la estructura es de cuento tradicional, entonces el bien siempre vencerá al mal y tendremos final feliz, pero si hablamos de las nuevas tendencias, los chicos deberán descubrir que no siempre es posible salir bien librados.


Por mucho tiempo, la literatura infantil y juvenil se ha ocupado de ofrecer a los niños fragmentos de la realidad mediante representaciones casi siempre fantásticas, con la intención de fomentar valores. Se trataba de que el niño creciera confiado en que los malos siempre reciben su castigo, mientras que los héroes superan todas las dificultades. Ya llegaría su momento de descubrir que el mundo no es perfecto. Hoy en día muchos padres están de acuerdo en que sus hijos lean sobre discriminación, violencia, enfermedades, sexualidad, adopción, discapacidad, adicciones… por supuesto, con un tratamiento adecuado. A esta reciente ola de literatura infantil y juvenil enfocada en problemas del entorno familiar, escolar y social se le llama realismo psicológico y realismo crítico, y su objetivo es contribuir en el proceso de maduración y propiciar la reflexión del niño y del adolescente para que construyan sus propios criterios. 


Fuera de géneros o corrientes y más allá del didactismo moralizante o del vanguardista, la literatura para niños y jóvenes es aquella que ellos se apropian,aquella que cobra un significado especial e íntimo y los acompaña en el turbulento viaje que es crecer.


*La edición 37 de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ) se celebra en el Parque Bicentenario de la CDMX del 10 al 20 de noviembre.

Comentarios

Notas relacionadas

Síguenos