- - | Por: | Programa: Sorry I'm Late (22:00 - 23:59 hrs.)

Rock 101, 2017
Domingo, 31 de Diciembre de 2017 1390 Luis Gerardo Salas 0

Rock 101, 2017


La forma como siempre hemos hecho comunicación se basa en la experiencia humana. En compartir la experiencia humana. Alrededor de la música, de la cultura, de la sociedad, de la política. De nuestras vidas, las de todos, conductores, público, que tienen tanto en común. El inicio de Rock 101 fue el resultado de crear una emisora que fuera compatible con las necesidades de mi generación que en un México aislado del mundo no encontraba en la media convencional satisfactores musicales y de contenido que hablaran su lenguaje. 


En el siglo XXI es la misma experiencia. Crear una comunicación humana que en lugar de estar en sintonía con su audiencia, este en sincronía. Ese es el verbo en el siglo XXI y tal vez ha sido ese el verbo desde 1984. Pero ahora, haciendo un juego de palabras entre ‘sintonizar’, el acto de escuchar una estación de radio, y ‘sincronizar’, el acto de identificarnos con un medio que se difunde por una innovadora vía, encuentro mas clara la definición de conectarnos en las necesidades cotidianas de comunicación en un mundo que se desarrolla estrepitosa, incansable e imparablemente.


En este 2017 que esta por terminar, nuestro concepto online encontró aun mas sólidamente su lugar entre los múltiples outlets que diariamente nos bombardean con, a veces, desenfrenados y casi humillantes mensajes de búsqueda de atención. Y es que la media convencional en México, perdida de sus principios básicos de construcción creativa, se ha convertido en una sucesión de guiños, muchos de ellos demasiado complacientes y simples, que buscan la atención del ‘respetable’ sin pensar, por un segundo, en, a partir de una idea creativa interesante, diseñar, producir, entregar productos que aporten desafíos a la imaginación, a la estructura mental de los receptores, y, por lo tanto, logren una conexión mas profunda que el simple ‘pastelazo’ o el ‘ruido de fondo’. Propuestas que hagan el famoso click. 


La inexistencia de estos conceptos reflejan claramente la naturaleza de nuestra sociedad. Por un lado el menosprecio a un gran segmento de la población que los propios medios consideran inculta, de mente simple, subeducada, y por lo tanto incapaz -desde la perspectiva de la media convencional- de comprender tramas complejas, estructuras visuales exquisitas, narrativas desafiantes, o un humor de carácter mas refinado que trascienda el albur o la vulgaridad amplificada que caracteriza a  varios personajes francamente grotescos que se presentan en radio o tv en México. Por el otro el ‘posismo’ de otro sector que hace hasta lo imposible por pintar una raya solida y ancha que los diferencie de ese sector de la población ‘ignorante’ buscando argumentos ‘intelectuales’ que justifiquen la simpleza de los medios a partir de trasladar la argumentación creativa a las ‘necesidades’ del publico. Ambas posturas despreciativas, dejando al ‘respetable’ solo como un adjetivo sin sentido o realidad.


Lo increíble de estas posiciones ‘creativas’ es que tanto en 1984 como en 2017 sean iguales, inamovibles. Si bien con la salida de Rock 101 al aire produjimos un cambio sustancial, conceptual, influyente y arquetípico en la forma como fueron concebidas las estación de radio dirigidas al mercado juvenil a partir de nosotros, la intolerancia de concesionarios conservadores que prefirieron la complacencia política, eliminaron paulatinamente los formatos ‘peligrosos’ del aire. Con mentalidades formadas alrededor del trauma libertario de 1968, el establishment decidió en algún momento que el rock, la música alternativa, los contenidos de carácter contracultural, la radio inteligente pues, era una amenaza al orden establecido. Por una parte prejuicios formados a partir de la conveniencia política en forma de entreguismo oficial que sobrepasa la mayor parte de las ocasiones las mismas demandas de los aparatos de gobierno. Por la otra la simpatía hacia contenidos insulsos, musicales y de entretenimiento, mediatizados por una industria de la comunicación que mientras menos provocadora, mas satisfecha con su aportación al aburrimiento nacional.


En 2010, nuestra salida ahora en un medio alternativo que ha crecido exponencialmente en los últimos ocho años ha logrado demostrar una vez mas que los contenidos de calidad, desafiantes a la imaginación y con una propuesta constante, genera un dialogo con el ‘respetable’ creando una autentica horizontalidad comunicacional en múltiples planos que esta rebasando consistentemente a una media convencional que se resiste a cambiar.


2017 fue el año en que hemos crecido de tal forma que en algunos especiales que explotan la imaginación de nuestros conductores y de nuestra audiencia hemos llegado a niveles masivos de 16 millones de impresiones en un día en las redes sociales, invitando a una cada vez mas creciente audiencia que dejo atrás hace mucho la radio y la tv y que estaba refugiada en los sistemas de reproducción musical -como en 1984 otra generación estaba entonces refugiada en sus cassettes-, a que regrese a la comunicación propositiva.


Sin embargo, la historia no se repite, sino que se emula en muchos aspectos similares al pasado, pero en un plano distinto. Pensar que estamos haciendo lo mismo que entonces seria un error catastrófico. Mas hoy en día con la multiplicidad de medios a nuestro alcance para generar contenidos. Pero ciertamente la actitud hacia el medio si tiene de suyo los mismos principios de desafío creativo y una búsqueda permanente en forma de investigación, estudio, experimentación, producción constante de ideas y conceptos, de esquemas de trabajo, de formatos de programación y distribución de contenidos. Una inquietud y curiosidad permanente por comprender nuestro tiempo y el papel que estamos jugando en el presente siempre con vistas al futuro.


Muy orgullosos del equipo que esta construyendo rock101online.mx vemos como nuestra inquietud y avanzada, se consolida con la aparición de cada vez mas jugadores que se incorporan a la nueva comunicación. Una comunicación que, en el próximo 2018 y nuestro proceso electoral, se consolidara aun mas como esquema de interconexión y expansión de las nuevas mentes de nuestro país.


La sincronía con nuestros tiempo, con nuestra comunidad.

Comentarios

Notas relacionadas

Síguenos