- - | Por: | Programa: Música (02:00 - 05:00 hrs.) | Más tarde: No hay futuro (Repetición) (05:00 - 06:00 hrs.)

Charles Foster Kane se encuentra con Jack White
Lunes, 04 de Julio de 2016 1679 Rock 101 0

Charles Foster Kane se encuentra con Jack White

 

Por Karina Cabrera / @karipunk

 

Hace 75 años entramos por primera vez a Xanadú, el lugar donde la primera escena verdaderamente es una primera escena, el recuerdo de Rosebud que Orson Welles nos muestra nuevamente hasta el final, en lo que parece el equivalente cinematográfico de un susurro en "Citizen Kane". Sin embargo ese lazo entre principio y fin no es lo que me interesa aquí, sino el instante mágico musical, que nos lleva a otra obsesión posterior entre "The Third Man" y Third Man, la compañía de tapicería y la de discos, ambas del mismo hombre.

 

Durante varios años se habían mantenido en el círculo cercano a los seguidores del underground de Detroit, sus dos primeros discos mostraron una excelente calidad que revivía la simpleza orgánica y convertía a los duetos en la nueva estructura del rock. Cuando salió a la venta en enero de 2001 el disco “White Blood Cells” los White Stripes no esperaban tanta atención del público, los críticos y los ejecutivos de Warner Bros, quienes estuvieron a punto de quitarle todo el brillo a su éxito por culpa de un corte que parecía un evidente plagio.

 

De las profundidades de “White Blood Cells” surgía una canción que cambiaba varias veces de ritmo y que de repente dejaba escapar a la mitad un “There is a man, a certain man”. La frase puso en alerta a muchos, sobre todo a aquellos que han visto “Ciudadano Kane” más de 30 veces. “The Union Forever” no se convirtió en un sencillo, sin embargo se hizo notar sobre canciones como “Hotel Yorba” y “Fell In Love With a Girl” más que nada por su conexión explícita con la película de Orson Welles.

 

“The Union Forever” surgió como una especie de tributo de Jack White a uno de sus filmes favoritos, sin embargo para muchos el tributo está más cercano al plagio que cualquier otra cosa. El vocalista y guitarrista tomó su inspiración para esta canción de “It Can't Be Love”, corte que surge en la escena que Charles Foster Kane organiza una gran fiesta para celebrar la contratación de varios reporteros de un periódico rival. En cuanto aparecen las coristas surge esa frase “There is a man, a certain man”, que de forma aguda y festiva inmediatamente se pega en la conciencia, sin embargo Jack White la convirtió en un puente sumamente serio en “The Union Forever”.

 

 

El inicio de “The Union Forever” inmediatamente marca su relación con la canción que la propició, “no puede ser amor, no hay amor real, no puede ser amor” es una frase que se asemeja bastante al inicio de “It Can’t Be Love”. Después Jack dice “seguro soy C.F.K.”, que definitivamente se refiere a Charles Foster Kane y que va ligado con la versión de los White Stripes de un diálogo que aparece en “Ciudadano Kane”: "no estoy interesado en minas de oro, aceites, barcos o empresas”. Otro diálogo que Jack retomó en su canción fue “¿que me gustaría haber sido? Todo lo que odias”.

 

 

Las frases y palabras no sólo impregnaron la esencia de “The Union Forever”, el inicio y el fin de “Ciudadano Kane” también lograron involucrarse en la canción y le otorgaron a la segunda parte del corte esa sensación de soledad. El Charles Foster Kane que Orson Welles mostró en su película queda al descubierto en las líneas “con fortuna y fama todavía es el mismo” y “dijiste que la unión era para siempre, lloraste por la unión para siempre, pero no fue cierto mujer porque no puede ser amor”.

 

Cuando Jack escribió la canción sólo intentaba tocar la guitarra libremente, puso la película y empezó a escribir palabras que rimaban y tenían un sentido juntas. Toda la canción posee el espíritu de “Ciudadano Kane”, razón por la que Warner Bros (que tiene los derechos sobre la película) inició una demanda por infringimiento de derechos de autor. La demanda no llegó muy lejos o se resolvió fuera de los juzgados, la verdad es que no pasó nada con “The Union Forever” y los White Stripes, al menos nada que pudiera dañar su reputación y su fama porque aparecieron en todas las listas de lo mejor del 2001, permitiendo que el dueto se asentara como una de las mejores promesas de Detroit.

 

Comentarios

Notas relacionadas

Síguenos