- - | Por: | Programa: Música (14:00 - 20:00 hrs.) | Más tarde: Portamento (20:00 - 22:00 hrs.)

 
Todos están muertos. De la movida española a las rancheras, del día de muertos a la aceptación.
Lunes, 12 de Octubre de 2015 2486 Rock 101 0

Todos están muertos. De la movida española a las rancheras, del día de muertos a la aceptación.

Por: Mitzi Hernández / @mitziher

 

Si disfrutan de la movida española, no deben perderse 'Todos están muertos', película de Beatriz Sanchís en la que Elena Anaya le da vida a Lupe, una ex integrante de un grupo de gran fama en los años 80.


Del imaginario mexicano sobre el día de muertos a un tributo a la movida española, 'Todos están muertos' es una conmovedora historia de familia, música y los que se han ido sin despedirse, también de la identidad, lo que pasa con los vivos que lidian día a día con su ser interno y las problemáticas del contexto. Si lo que llevan leído parece una maraña sin explicación, agreguen que también habla de las relaciones entre madre e hijo(s), de la adolescencia y la identidad sexual.

 

Otro objetivo de la película era tratar los temas duros de forma tierna, por lo que la música ayuda a esos exorcismos. La banda sonora acompaña durante toda la película de manera justificada, a ratos escondida en ambientes (como en un disco que escucha la protagonista para aprender inglés), recuerdos que vuelven de ultratumba o siendo el mensaje exacto para los sentimientos que no pueden decirse de frente. 

 

La composición de las canciones estuvieron a cargo de Juan Manuel del Saso, Juan Pastor y Aaron Rux, quienes juntos tienen el grupo Akrobats. Ellos hicieron 3 canciones inéditas para 'Todos están muertos'. La banda ficticia en la película se llama Groenlandia, la directora comenta que es un tributo a Los Zombies, representantes de la movida madrileña, pero también a muchas otras bandas que hicieron catarsis de cambios sociales.

 

 

Se citan canciones mexicanas, rancheras. Aún en momentos de dolor, una canción alivia el alma y en varias escenas es la música que comulga las situaciones.   

Lupe se la ha pasado deprimida en su casa, sin estar al pendiente de su hijo adolescente. Su madre (Angélica Aragón en una actuación natural que la caracteriza) se encarga del orden familiar hasta donde le es posible. En ese ambiente embriagado de nostalgias y abandonos, la madre decide traer del más allá a quien al parecer debe resolver conflictos que continúan a 10 años de su muerte. 

 

Si creen que les he echado a perder la película, déjenme decirles que ese es solo el principio de un film que muestra el amor a la música desde muchas perspectivas. 

 

Superando los paralelos España-México o la religiosidad, esta película tiene una visón de la muerte muy autobiográfica por parte de la directora, quien perdió a un amigo cercano cuando era muy joven. La misma directora comenta, que la edad es un factor grande para aceptar y superar las pérdidas. 


Sanchís comenta que el tema de 'Todos están muertos' es la aceptación. Quien uno es, de donde viene y agrega que además es un tributo a la cultura mexicana. Tanto es así, que nos ha dado un regalo cultural ya que por primera trabajan juntas en una película Angélica Aragón y Patricia Reyes Spíndola (cuentan las actrices, que sus vidas se han cruzado mucho profesionalmente y tienen coincidencias de vida como haber nacido el mismo día y el mismo año). 


La historia fue escrita para Elena Anaya. La actriz se siente orgullosa de este trabajo y manda una disculpa a Almodovar (quien escribió el personaje que interpreto en 'La piel que habito' pensando en ella), para decir que este es el personaje que más le ha gustado interpretar, al que más cariño le ha tenido. 

 

Cuando se estaba haciendo la película, la actriz estaba perdiendo a sus padres. Para la preparación del personaje, se preparaba así misma para la realidad que enfrentaba y ver la película terminada le dio cierto alivio. 

 

Elena Anaya, comenta que lo aprendido: “es mejor ser valiente y salir del encierro” , ser constructivo y entender la vida de otra manera. 

 

Es Angélica Aragón quien da una buena descripción del total que verá el espectador: es una película devastadora… pero alegre. Tienen humor, tiene ternura y todos los personajes logran su desarrollo, ninguno se pierde y se logra entender las razones de cada uno. 

 

Es la primer película de esta directora y las decisiones que tomó en algunos casos fueron ayudadas por las actrices, como una escena donde pensó que la complejidad de creencias (Día de muertos) no funcionaría, por lo que eliminó esa parte. Spíndola, como ya había estudiado sus líneas y se las había aprendido de memoria, convenció de que se quedara. 

 

Así describió Aragón a Sanchís: “Un capitán de barco que tiene muy seguro a dónde quiere llegar”. 

 

Su meta era que se vieran muy cómodas Elena Anaya y Aragón, que fuera creíble que sus días en pijama y logra eso. Se siente la intimidad de esa familia, la soledad de ver la tristeza de otro miembro y la fortaleza para superar conflictos. 

 

“Todos están muertos” se estrenará el 16 de octubre y se presentará en con 10 copias en el Distrito Federal y después en algunas otras ciudades del país. Estará en Cinemex, Cinepolis y en la Cineteca Nacional. 

Para que se animen más a ir averla, les dejamos una canción de Groenlandia.

 

Comentarios

Notas relacionadas

Síguenos

Últimos especiales Rock 101