top of page

John Zorn Filmworks


El prolífico compositor, productor y saxofonista John Zorn está celebrando su cumpleaños número 70. En este contexto festivo, se va a presentar con varios de sus proyectos los días 2 y 3 de diciembre en el Teatro de la Ciudad Esperanza Iris de la CDMX.


John Zorn es un artista neoyorquino de vanguardia, cuya obra, compuesta por más de 200 álbumes a la fecha, se distingue por el eclecticismo y la radicalidad de sus sonidos. Zorn es uno de los máximos exponentes de la llamada “música radical judía” y en su obra cohabitan felizmente el klezmer, el jazz, el noise y la música experimental.


Pero hay una faceta de John Zorn menos explorada y a la cual vamos a dedicar este texto: su obra como compositor de música original para películas. De 1986 a la fecha, John Zorn ha musicalizado más de 25 filmes, cuyos soundtracks han sido publicados vía su propio sello discográfico Tzadik Records en la serie “Filmworks,” la cual desde hace no mucho se encuentra –igual que toda la obra de Zorn– disponible en plataformas digitales.



John Zorn se dio a conocer a finales de los setenta y principios de los ochentamen la vibrante escena del underground neoyorquino, gracias a sus proyectos vanguardistas como Naked City, mezcla de jazz y noise extremos.

En 1986, a los 33 años, Zorn inició su trayectoria como compositor de música para cine con el score original del mediometraje WHITE AND LAZY, del cineasta Rob Schwebber, una película de corte independiente que no tuvo corrida comercial y la cual es casi imposible de conseguir en video.


En 1987, John Zorn compuso la música para el largo SHE MUST BE SEEING THINGS, de Sheila McLaughlin, mismo que se estrenó el 14 de septiembre de ese año en el festival canadiense de Toronto.


SHE MUST BE SEEING THINGS cuenta la historia de una pareja de chicas que están enamoradas, pero una de ellas, afectada por los celos, comienza a ver cosas, como si en ella se abriera una ventana a un universo paralelo. Una película sobre las relaciones de pareja y lo destructivo que pueden llegar a ser los celos.



En 1988, John Zorn fue invitado por el cineasta Charles Libin a musicalizar el largo DISTRIBUTION OF LEAD, una comedia de tema judío que no tuvo corrida comercial y que no se consigue fácilmente.


Dos años después, en 1990, Zorn musicalizó THE GOLDEN BOAT, filme del laureado cineasta de origen chileno Raoul Ruiz y que desde los años 60 realizó películas de corte experimental en Francia.


Estrenada en septiembre de 1990 en el festival de Toronto, THE GOLDEN BOAT cuenta una historia surreal en la que un escritor y un hombre apuñalado (pero que puede andar como si nada) deambulan por Manhattan en la búsqueda del hijo de uno de ellos. Una película bien extraña en la cual la música de John Zorn empata perfecto con los delirios de Ruiz.



En 1993, el productor y cineasta estadunidense Joe Chapelle invitó a John Zorn a musicalizar THIEVES QUARTET, trhiller sobre un secuestro en el que todo sale mal, pero en verdad muy mal. Si bien la película es poco afortunada, la música de Zorn es garantía de calidad.


En 1994, Zorn musicalizó el documental HOLLYWOOD HOTEL, del productor y cineasta Chen Mei-Juin, película que se estrenó en un festival underground en Holanda en diciembre de 1995 y que actualmente no se consigue ni en la Deep web.

1995 es un año importante en la carrera de Jorh Zornn porque funda su propio sello discográfico, Tzadik Records, en el cual publica no sólo su obra y sus proyectos alternos, sino la obra de músicos igual de experimentales que él, como Bill Laswell, Ikue Mori y el guitarrista Marc Ribbot.


Vía Tzadik Records, Zorn ha publicado su trabajo como compositor de música para cine en la serie Filmworks, misma que contiene 25 soundtracks.

Ese mismo año, en 1995, John Zorn musicaliza cuatro largometrajes. Dos documentales y dos filmes de ficción.


Los documentales son CREDITS INCLUDED: A VIDEO IN RED AND GREEN, de Jalal Toufic, un trabajo sobre refugiados libaneses; y THE ART OF REMEMBRANCE, de Johanna Heer, sobre uno de los personajes más importantes del judaísmo moderno: Simon Whiesenthal, sobreviviente del Holocausto y humanista incomparable.


Las películas de ficción son ZIGRAIL, de André Turpin, producción canadiense sobre una pareja que se enfrenta ante el dilema del aborto, y la película japonesa EKUSUTASHI NO NAMIDA, de Hiroyuki Oki.


En 1997, John Zorn musicalizó LATIN BOYS GO TO HELL, de Ela Troyano, filme sobre un joven homosexual que se enamora de su primo, basado en la novela de André Salas.



Al año siguiente, en 1998, Zorn fue invitado por Joan Grossman a musicalizar el documental THE PORT OF LAST RESORT, filme que cuenta la poco conocida historia de los 20 mil judíos europeos que llegaron a Shanghái entre 1937 y 1941 huyendo del racismo.


En 2001, John Zorn musicalizó IN THE MIRROR OF MAYA DEREN, soberbio documental biográfico sobre la cineasta Maya Deren, quien lideró el movimiento del cine independiente gringo de los años cuarenta.



En el 2002, la cineasta Claudia Heuermann realizó el documental A BOOKSHELF ON TOP OF THE SKY: 12 STORIES ABOUT JOHN ZORN, mismo que explora en la vida y obra de Zorn e incluye pietaje en vivo de conciertos de Massada, Painkiller y Cobra, así como de Zorn improvisando o componiendo piezas de música clásica contemporánea.





Ese mismo año, John Zorn musicalizó el documental uruguayo A PESAR DE TREBLINKA, de Gerardo Stawsky. En el 2004, John Zorn musicalizó dos documentales: el primero se llama SHAOLIN ULYSSES: KUNGFU MONKS IN AMERICA, filme sobre los monjes Shaolin que migraron de China a Estados Unidos; y el segundo es HIDING AND SEEKING, un estudio sobre la intolerancia de los grupos extremistas dentro del judaísmo contemporáneo.



Ese mismo año, en el 2004, Zorn compuso la música original de INVITATION TO A SUICIDE, una comedia negra que se ubica en un barrio de inmigrantes polacos en Greenpoint, Brooklyn, y cuenta la historia de un hombre que vende boletos para presenciar su propio suicidio para salvar la vida de su padre.

https://open.spotify.com/intl-es/track/3CBrIAvQr4mYzh1hkeT1S6?si=c959ced541db41b1


Entre el 2004 y el 2013, John Zorn musicalizó ocho documentales y un largo de ficción. Entre los documentales sobresalen PROTOCOLS OF ZION, del 2005, un filme sobre el incremento del antisemitismo en Estados Unidos tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.



También despunta el documental NOTES ON MARIE MENKER, filme sobre la cineasta vanguardista del mismo nombre.


Vamos a terminar este viaje fílmico–musical a lo largo de la obra de Jhohn Zorn como compositor de música para cine con una escala en el año 2011, cuando Zorn musicalizó el documental SHOLEM ALEICHEM: LAUGHING IN THE DARKNESS, mismo que narra la vida del personaje titular, Sholem Aleichem, el destacado escritor de origen judío que en buena forma intelectualizó la identidad contemporánea del pueblo judío.


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Productos Rock 101.png
Trasmisión en vivoRock 101
00:00 / 01:04
bottom of page